miércoles 22 septiembre, 2021

“A mayor regulación, mayor corrupción” , Criminales las modificaciones de la NOM 012.

El pasado 15 de marzo, Dbate 3.0, programa del Canal Once del Instituto Politécnico Nacional invitó a Elías Dip Ramé, presidente de la Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos  (CONATRAM), y a Héctor Gandini, impulsor de la iniciativa ciudadana en contra del uso de unidades doble articuladas, para hablar sobre las nuevas disposiciones normativas que amparan el uso del doble remolque por las carreteras de nuestro país.

Según detalló Irma Pérez Lince, titular del espacio informativo, el Estudio sobre la situación de Seguridad Vial en 2016, refiere que los “Años de vida perdidos por muerte prematura” más los “Años de vida con discapacidad por siniestros vehiculares”, dieron como resultado la pérdida de 1, 079, 256 años de vida saludable en 2015. Sin embargo, el sector empresarial asegura que el dejar de utilizar unidades doble remolque disminuirá la competitividad e incrementará los costos operativos pues se tendrán que transportar los productos en más vehículos de menor dimensión.

La SCT modificó recientemente la NOM-012 de Pesos y Dimensiones, que regula los estándares con el cual pueden circular los vehículos del autotransporte federal, estableciendo nuevos límites de velocidad y dimensiones según la configuración de cada unidad, además especifica el uso de diversos aditamentos que promuevan la seguridad vial, sin embargo, la pregunta en el aire es, ¿los cambios realizados en materia normativa serán suficientes para disminuir el índice de accidentes en las carreteras?

La Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos (CONATRAM) es la única agrupación del autotransporte federal que está en contra de las modificaciones normativas que amparan el uso de los fulles, pues  consideran a ese tipo de configuraciones como un peligro para la vida de los usuarios de la red carretera federal y el principal destructor de la carpa asfáltica debido al exceso de peso y dimensiones que transportan de forma indiscriminada y ante los ojos de las autoridades.

Elías Dip Ramé, aseguró que la SCT a través de la DGAF les quitó un año de tiempo en pláticas y negociaciones para poder buscar soluciones alternativas

al uso de ese tipo de vehículos, sin embargo, todo esfuerzo fue infructuoso porque Gerardo Ruiz Esparza, titular de la dependencia federal buscó a toda costa la aprobación de las modificaciones en la NOM 012, que dicho sea de paso, son únicas en el mundo, pues no existe otro país que permita el peso y la dimensión que la SCT autorizó para los dobles remolques en México.

La nueva NOM 012 es un peligro latente para la sociedad, porque ahora esas unidades pueden circular por cualquier tipo de carretera, incluso carreteras estatales que no cumplen con las especificaciones propias para el tránsito pesado, hablamos de carreteras con 6 metros de corona de ancho, y un camión grande pasa rozando el espejo con otro”.

Héctor Gandini, fue director general de Medios Impresos de la Subsecretaría de Normatividad de la Secretaría de Gobernación (Segob); en julio de 2016, en la autopista México-Cuernavaca un doble remolque impactó con tres vehículos particulares, cobrando la vida de su hijo Héctor y de dos personas más, así como dejando graves secuelas en la salud de María Gandini, su hija. Desde aquel terrible hecho, Héctor ha promovido la prohibición de este tipo de configuraciones, pues según investigó, durante la administración de EPN han muerto 4,000 personas en accidentes donde están inmiscuidos los dobles remolques.

“Los funcionarios de la SCT no acaban de entender que estamos hablando de un problema que atenta con la vida, es seguridad vial, es una verdadera babosada lo que dijo Ruiz Esparza hace un año y medio que nos tenían en pláticas, que sino se aprobaba el uso del doble remolque iba a haber desabasto, esos fueron sus argumentos. Yo lo hablé con Ildelfonso Guajardo, secretario de Economía, y me dijo que eso no era cierto, porque los dobles remolques principalmente transportan cerveza, transportan cemento, pan, papitas y coches nuevos, no son cosas indispensables. Se permite el uso de doble remolque porque les conviene a los industriales”.

Gandini aseguró que los industriales no quieren dejar de ganar, y precisó que en una plática que tuvo fuera de cámara con un directivo de la Asociación Nacional del Transporte Privado (ANTP) éste le comentó que no cuenta con unidades doblemente articuladas en su flota porque las considera peligrosas, sin embargo, dijo utilizarlas únicamente bajo presión de los industriales.

Elías Dip aseguró que la SCT tiene conocimiento del peligro que representa para la ciudadanía el uso de los fulles; pues según comentó, se consultó el tema con personal del Instituto Mexicano del Transporte (IMT) y el Instituto del Transporte de Texas,  y ambas instancias determinaron que las carreteras de nuestro país no están preparadas para soportar el peso que se planeaba aprobar, por lo que era peligroso para la infraestructura y para la vida de los usuarios el permitir el paso de esta configuración vehicular.

La ANTP, CANACAR y la SCT fueron invitadas al debate en el programa, sin embargo, no asistieron argumentando eventos en sus respectivas agendas, tal comentario fue desacreditado por los panelistas, quienes aseguraron que las otras organizaciones se negaron al debate debido a la poca exactitud de sus datos y su nulo compromiso con la seguridad vial.

Según detalló Héctor Gandini, Gerardo Ruiz Esparza trató de restarle relevancia a la configuración vehicular, al asegurar que los accidentes ocurren mayoritariamente por factores humanos, situación que simplemente no encaja con la versión de las empresas y organizaciones que siempre se encuentran promocionando la capacitación de sus operadores.

El factor humano para mi no es el operador, es la impunidad y la corrupción de los funcionarios de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, ellos no se han puesto a pensar en nosotros, simplemente no quieren dejar de ganarle”, comentó Héctor Gandini.

Finalmente Elías Dip habló sobre la revisión anticipada de la NOM 012, pues según dicta la ley las modificaciones ocurren a los 5 años de vigencia, sin embargo, en esta ocasión se procedió a la evaluación con sólo 3 años de publicación, hecho que responde a la necesidad de la SCT de forzar la aprobación normativa antes de que la nueva administración federal inicie, situación que dejaría “atado de manos” a los próximos titulares de la dependencia.

Los ponentes aseguraron durante toda su participación que el uso de este tipo de vehículos no es de relevancia para el país, y que el desaparecer las unidades no tendrá una repercusión catastrófica tal y como lo pintan las autoridades.

“Yo perdí un hijo y no le deseo eso a nadie más, es necesario entender que la patria puede caminar perfectamente sin los dobles remolques”.

En resumen, la SCT y las grandes empresas valoran más la competitividad que la vida de las personas.

COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ARTÍCULOS RELACIONADOS

CUMMINS RECUPERA ESPACIOS PÚBLICOS EN SLP

Cummins, especializada en soluciones de energía y potencia motriz, en colaboración con el Club Rotario Tangamanga de San Luis Potosí, hicieron entrega del Parque Juárez

MÁS NOTICIAS

CARGA Y PASAJE

ENTERATE ANTES QUE NADIE DE NUESTRAS NUEVAS PUBLICACIONES 

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore