jueves 23 septiembre, 2021

LO LAMENTABLE EXPLOTA TOMA CLANDESTINA, MÁS DE 90 MUERTOS

El 18 de enero, minutos antes de las siete de la tarde y debido a la manipulación de una toma clandestina para robo de combustible en el ducto Tuxpan-Tula, se registró una explosión en el poblado de Tlahuelilpan, Hidalgo, la cual ha dejado al momento un registro de más de 90 personas fallecidas.

La explosión inició un incendio que se prolongó por más de 6 horas, luego de que los técnicos de Petróleos Mexicanos (Pemex) sellaran la fuga, para que un grupo de peritos federales iniciaran los peritajes necesarios. 

Para atender esta emergencia se puso a disposición de la población afectada- en una primera instancia- 11 ambulancias, 13 médicos de urgencias y dos especialistas, y se activó la alarma verde en el Hospital de Tula. Los lesionados con quemaduras graves fueron enviados al Hospital Norte y Sur de la Ciudad de México.

Existen diversas versiones, todas ellas con irregularidades, ya que en lo correspondiente al cierre del ducto las autoridades de Pemex aseguraron que las válvulas del ducto se cerraron a las 13:30 horas, es decir, diez minutos después de que detectaron la fuga; sin embargo, Alfonso Durazo, secretario de Seguridad Pública, reconoció que el flujo de combustible fue interrumpido hasta después de las 18:20 horas, y que fue el Ejercito quien detectó la fuga casi a las 14:30. 

Ambas versiones se contradicen, por lo que no queda claro en qué momento se supo de la extracción de combustible, ya que de acuerdo con la versión de Durazo, a pesar de tener conocimiento desde las 14:30 horas no se cerró el ducto porque se consideró como una fuga menor. 

Alrededor de la toma clandestina se reunieron hasta 800 personas, provenientes del poblado de Tlahuelilpan, y algunas comunidades cercanas. De manera extraoficial se asegura que por redes sociales se informó a la ciudadanía de la apertura del ducto y se invitó a asistir ya que se estaría “regalando combustible”, oferta atractiva para los habitantes que habían vivido desbasto de gasolina durante varios días. 

Más allá de los protocolos, muchos dicen que el incendio pudo evitarse si el flujo de gasolina se hubiera interrumpido más pronto, ya que el haber permitido que durante varias horas decenas de personas recolectaran gasolina robada, es un acto de negligencia. 

Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador, anunció un recorrido en las poblaciones aledañas a los ductos de Hidalgo para aplicar el Plan de Bienestar integral que permita una vida digna para un millón de familias.

El mandatario López Obrador dio a conocer que, por razones humanitarias, los familiares y víctimas (quemados) de la explosión del ducto en Tlahuelilpan, Hidalgo recibirán el respaldo institucional que sea necesario.

COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS NOTICIAS

CARGA Y PASAJE

ENTERATE ANTES QUE NADIE DE NUESTRAS NUEVAS PUBLICACIONES 

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore