El pasado 4 de septiembre, Elías Dip Ramé, presidente nacional de la Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos, A.C. (CONATRAM) participó en las actividades que conforme a su estatuto realizó la delegación de Pasaje de Jalisco, en el marco de su respectiva Asamblea 2019.

Durante el evento y frente a más de 200 transportistas de la región se le tomó protesta al Sr. Jorge Padilla y su equipo de trabajo para el periodo 2019-2020, contando con la presencia del Manuel Sánchez Benavides, vicepresidente de la Zona V de CONATRAM; Diego Bolio, delegado de transporte de Carga en Jalisco; Sr. Antonio Flores, Oficial Mayor de la CONATRAM, y del diputado Jonadab Martínez García, presidente de la Comisión de Movilidad en Jalisco. 

En la reunión, se abordó el tema del precio de la tarifa del pasaje, y fue Antonio Flores quien pidió a las autoridades el evaluar un aumento de las tarifas del transporte público, debido a que los insumos requeridos para la operación de las unidades ha incrementado a lo largo de los años. 

El Oficial Mayor de la CONATRAM aseguró que las autoridades han utilizado los casos de personas fallecidas en el transporte público como argumento para no autorizar los incrementos necesarios, sin embargo, comentó que los insumos y unidades que actualmente se requieren para brindar el servicio llegan a costar hasta tres millones de pesos, por lo que es necesario que la autoridad reflexione su postura y reconozca las necesidades del sector. 

De igual forma, se abordó la posible restricción a la circulación de los vehículos de carga en horas pico en la Zona Metropolitana de Guadalajara, a lo que CONATRAM mostró un rechazo categórico, al garantizar que la medida no ha sido razonada, pues de aplicarse el autotransporte se vería directamente comprometido. 

Las autoridades plantean que los camiones de carga sólo puedan transitar de 06:00 de la mañana a 09:00 de la mañana, y de las 18:00 horas a las 20:00 horas. Los camiones de pasajeros si podrán transitar sin problema, siempre y cuando tramiten un permiso ante la Secretaria de Transporte, y los vehículos pesados que no tengan como destino la metrópoli, tendrán que utilizar el macrolibramiento como única vía alterna.  

Manuel Sánchez Benavides, vicepresidente de la Zona V,  apuntó que 977 mil millones de toneladas anuales de productos se mueven en el país través de camiones de carga, por lo que aseguró que no existen las condiciones para que se detengan a los vehículos durante los horarios propuestos. 

“De aplicarse las medidas de restricción en la zona metropolitana de Guadalajara, se va a trastocar la vida de todos nosotros, […], ¿dónde se van a parar los camiones? (…) Solamente de Manzanillo a Guadalajara hay 7 mil embarques todos los días, vehículos doble remolque, de 13 a 15 mil camiones entran a la ciudad, ¿dónde se van a estacionar?. No hay un lugar, no hay espacio”, aseguró. 

Por su parte, Elías Dip, presidente de CONATRAM recordó a los medios de comunicación asistentes, que hace algunos años el gobierno de la Ciudad de México implementó un proyecto similar, que no funcionó cuando las autoridades descubrieron que no había espacio para que los vehículos pesados se detuvieran sin comprometer el flujo vehicular de la zona, por lo que eventualmente se desechó por completo la medida. 

El líder de los transportistas consideró que derivado de la restricción y además de paralizar a la industria de transformación con la falta de materia prima, podría incrementar la inseguridad en carreteras debido a que los vehículos cargados con gas LP, turbosina, o gasolina, estarían estacionados en los acotamientos, esperando a que se les permitiera el ingreso. 

Finalmente, el presidente de CONATRAM pidió a las autoridades crear mayor infraestructura en Jalisco y brindar mantenimiento a la existente, pues se encuentra en pésimas condiciones.

ENTERATE ANTES QUE NADIE DE NUESTRAS NUEVAS PUBLICACIONES