La Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), informó en conferencia de prensa, los resultados de los análisis realizados a través de un muestreo preliminar a 354 estaciones de servicio a lo largo de la República Mexicana que tiene como objetivo determinar de manera oficial la disponibilidad del diésel de Ultra Bajo Azufre (UBA), encontrando que el 21% de las estaciones visitadas no cuentan con dicho combustible, situación que pone en riesgo el funcionamiento de los vehículos pesados que requieren exclusivamente este tipo de diésel para su funcionamiento. 

Aunque ANPACT reconoció en su informe, que las cifras de PEMEX, SAT y SENER muestran un incremento en la producción y la importación de diésel UBA, aún existen amplias zonas del país que no cuentan con el combustible limpio, como es el caso de Aguascalientes, con un 33% de disponibilidad; Baja California Sur, con un 11% de disponibilidad; Guerrero, con un 14% de disponibilidad; Querétaro, con un 40% de disponibilidad; San Luis Potosí, con un 44% de disponibilidad; y Sonora con un 27% de disponibilidad, según las muestras analizadas para el estudio. 

Miguel Elizalde, presidente ejecutivo de ANPACT recordó a los asistentes que desde el pasado 1 de julio con la entrada en vigor de la NOM-044-SEMARNAT-2017, establece los límites máximos permisibles de emisión de contaminantes provenientes del escape de motores nuevos que utilizan diésel como combustible y pesan 3,857 kilogramos o más, como industria de vehículos pesados están obligados a producir unidades con tecnología Euro V/EPA 07, tecnología que aún puede funcionar con diésel regular, sin embargo, para 2021 ya no podrán hacerlo, pues el motor que por normativa se deberá utilizar es el EuroVI/EPA10, el cual no funciona si se le suministra otro combustible que no sea DUBA.

Por tal motivo y ante la obligación de comenzar con la producción de vehículos con tecnología EuroVI/EPA10, sin tener el sin el 100% de disponibilidad de diésel UBA en el territorio nacional, los productores agrupados en ANPACT, solicitaron que la NOM-044 se modifique para que la tecnología actualmente vigente, EuroV/EPA07 pueda convivir con la tecnología EuroVI/EPA10 hasta que se tenga diésel limpio en el 100% del país

“Así como no podemos pedir disponibilidad de diésel UBA de un día para otro, no se le puede pedir a la industria cumplir con una norma para la cual no hay insumos. Por ello, solicitamos que la norma no obligue a cumplir lo imposible”, agregó. 

El titular de ANPACT aseguró que los productores de autobuses, camiones y tractocamiones están verdaderamente comprometidos con el medio ambiente, sin embargo, pidió a la subsecretaría de Fomento y Normatividad Ambiental de la SEMARNAT, que cambie la norma ambiental para que la tecnología EuroV/EPA07 siga vigente hasta que se den las condiciones adecuadas, pues de lo contrario se perjudicará seriamente a la industria y también a los transportistas. 

La industria agrupada en ANPACT fabrica los vehículos en los que se llevan a cabo el 27% de los viajes a escuelas y el 41% de los viajes al trabajo, y produce los tractocamiones que mueven el 56% de todas las mercancías y los autobuses que realizan el 96% de los viajes entre ciudades, por lo que es importante considerar las repercusiones de no modificar la norma.

ENTERATE ANTES QUE NADIE DE NUESTRAS NUEVAS PUBLICACIONES