martes 21 septiembre, 2021

SE PREVÉN PÉRDIDAS DE HASTA 110,000 MDP PARA EL SECTOR AUTOMOTRIZ

La senadora Martha Cecilia Márquez Alvarado, perteneciente al partido Acción Nacional, hizo un llamado el pasado 6 de mayo,  a la titular de la Secretaría de Economía, Graciela Márquez Colín, para que se incluya a la industria automotriz dentro del catálogo de actividades esenciales ante la emergencia sanitaria por COVID-19, declarada desde el 30 de marzo, pues como resultado de la pandemia, el Gobierno Federal ordenó el cierre de varias industrias y comercios considerados como no esenciales para evitar la cadena de contagios, entre ellos, el sector automotriz, sin considerar las afectaciones económicas de miles de empleados. 

De igual forma, Márquez Alvarado aseguró que como resultado de las medidas tomadas por el COVID-19, el sector  económico registrará una perdida aproximada de 110 mil millones de pesos, lo que será un impacto negativo para el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, así como el desarrollo de las entidades federativas donde se asientas diversas empresas de ese ramo.

La senadora explicó que como resultado del escenario ocasionado por la pandemia, los gobernadores de Aguascalientes, Querétaro y Guanajuato ya han sostenido pláticas con el Gobierno Federal para que la actividad automotriz se considere esencial y, con ello, evitar una mayor pérdida a mediano plazo para dicha industria, pues este sector genera un millón 900 mil empleos directos a nivel nacional, y durante los últimos 17 años, ha sido el responsable del 12% de la inversión extranjera directa en el país

La senadora de Aguascalientes representó un registro que detalla de que de cada 100 vehículos producidos en el mundo, al menos, 4.2 son ensamblados en nuestro país, ya que doce entidades del territorio nacional existen 20 complejos productivos de vehículos ligeros, y se siguen construyendo nuevas plantas. 

Martha Cecilia Márquez Alvarado explicó que hay once fábricas son armadoras de vehículos pesados y motores a diesel con presencia en ocho entidades federativas, y concluyó que hay 24 estados que cuentan con empresas proveedoras y fabricantes de autopartes; a nivel nacional hay 2 mil 361 agencias distribuidoras de vehículos, por lo el punto de acuerdo fue turnado al Grupo Plural de Trabajo para el Seguimiento a la Pandemia del Virus COVID-19.

La Industria Nacional de Autopartes (INA), encabezada por Óscar Albín se pronunció al respecto el pasado 11 de mayo, y exigió al Gobierno Federal otorgar certeza jurídica para retomar sus actividad, oficializando al sector como actividad esencial, pues como proveedores de autopartes que deben abastecer a las plantas armadoras en Estados Unidos, deben tener un cronograma de trabajo que les permita evitar la mayor cantidad de disrupciones. 

Finalmente, Miguel Elizalde, presidente de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), declaró que las plantas automotrices en Estados Unidos que se dedican a la producción de pesados nunca cerraron, por lo que se debe reabrir las plantas necesarias bajo estrictos esquemas y protocolos laborales y sanitarios, ya que de lo contrario, los empleadores podrían buscar a otros países como alternativa. 

COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ARTÍCULOS RELACIONADOS

OAXACA POR TI Y POR TODOS, USA CUBREBOCAS

La Secretaría de Movilidad del Estado de Oaxaca (SEMOVI), en coordinación con la Beneficencia Pública del Gobierno en la entidad, iniciaron la campaña “Por ti y

MÁS NOTICIAS

CARGA Y PASAJE

ENTERATE ANTES QUE NADIE DE NUESTRAS NUEVAS PUBLICACIONES 

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore