El autotransporte de carga atraviesa por uno de los momentos más críticos de su historia, y es que, ni la pandemia y la contingencia sanitaria han conseguido reducir el índice delictivo que sufren las unidades de carga en las principales carreteras del país. De acuerdo con información proporcionada por la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), se señaló a Celaya, Guanajuato, como el municipio que concentra hasta el 43% de los robos a las unidades de carga aseguradas en dicha entidad, situación que enciende los focos rojos de la zona, al ser un área de gran afluencia.

AMIS indica que, de julio del 2019 a junio de este año, 4,071 tractocamiones asegurados fueron robados en México, de estos, el 45.7% fue recuperado, es decir, solo 1,860 unidades aseguradas volvieron a sus dueños, sin embargo, el organismo reconoce que, debido al atraso que existe en nuestro país en la cultura de la aseguranza y al alto costo de las primas de seguro, la tendencia facilmente podría duplicarse. 

La organización reconoce que la situación en Guanajuato ha escalado con rapidez, pues durante el último año, el estado del Bajío se ha posicionado en el primer puesto de reportes de robo, seguido por entidades como Estado de México, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí y Veracruz. 

Los conductores que recorren la zona de Guanajuato que han denunciado la presencia de varios células delincuenciales, han reportado que la gran mayoría de los atracos se dieron con lujo de violencia, y que, a través de cierres de camino, retenes falsos, y el uso de armas largas, motocicletas y vehículos particulares han hecho de Guanajuato una entidad peligrosa que incrementó el reporte de robo de unidades pesadas en un 48% durante el último año. 

Asimismo, se informó que, luego del análisis correspondiente de 1,258 carpetas de investigación relacionadas a robo de carga en el país, la Fiscalía General de la República ha considerado a los tramos Libramiento sur- Celaya, Autopista Salamanca Celaya y Pénjamo-Irapuato-Guanajuato como los puntos de mayor conflicto, siendo los artículos más robados, la línea blanca, refacciones, productos automotrices, electrónicos, materiales para la construcción, alimentos, abarrotes y productos como gasolinas, medicamentos, plásticos y químicos.

Es importante precisar que, de acuerdo al informe de la Fiscalía General de la República se pusieron a disposición un total de 148 vehículos pesados, sin embargo, sólo 78 unidades fueron regresadas a sus dueños, ya que en prácticamente la mitad de dichos procesos, los transportistas no pudieron acreditar la correcta propiedad de los vehículos, o no estaban disponibles los dictámenes pertinentes en el caso.

Finalmente, para oficializar la gravedad del problema, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) publicó en su reporte semestral que, de enero a junio de 2020 se han reportado 4,699 robos a transportistas.

ENTERATE ANTES QUE NADIE DE NUESTRAS NUEVAS PUBLICACIONES