La reforma energética trajo a nuestro país la llegada de nuevas marcas al mercado de venta de combustibles, y desde entonces Petróleos Mexicanos ha perdido presencia en la participación nacional. Previo a la apertura del mercado de gasolinas, Pemex era la única opción, y según Yeshua Ordaz, reportero de Milenio, en 2015, la empresa paraestatal cerró con 11 mil 210 estaciones, mientras que, al cierre de diciembre del 2020, la franquicia sólo cuenta con 7 mil 750 plazas de servicio, lo que representa una contracción del 30.8%.

Al respecto, la agencia calificadora HR Ratings señaló que, de acuerdo a los resultados del tercer trimestre de actividades de Pemex en 2020, dejó en evidencia que, la pérdida de volumen de su participación en el mercado nacional está relacionada con la llegada de nuevos actores, que presentaron a los usuarios ofertas de valor renovadas, con mejores productos y servicios.

La calificadora detalló que la deteriorada situación financiera de la paraestatal es resultado de la caída de sus precios de ventas y la disminución de sus volúmenes de venta, por lo que aseguró que para exista una recuperación en la demanda de combustibles y se retomen los niveles comerciales previos a la pandemia, Pemex necesita dejar de perder terreno frente a los particulares.

De acuerdo con el reporte financiero de Pemex, al 30 de septiembre de este año, sólo 7 mil 750 estaciones de servicio operaban bajo la franquicia Pemex, un 11.3% a las que existían el mismo mes pero en 2019, cuando se contabilizaron 8 mil 733 estaciones de servicio bajo el nombre de la paraestatal. A detalle, se explica que, del total de las gasolineras que están en operación, 7 mil 705 son administradas por terceros, y las 45 restantes son propiedad de Pemex Transformación Industrial (estaciones de servicio de autoconsumo). Adicionalmente, a la misma fecha se registraron 745 estaciones de servicio bajo el esquema de sublicenciamiento de marca. 

Al respecto, Roberto Díaz de León, presidente de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (ONEXPO), organismo que actualmente opera más de 12 mil 700 estaciones de servicio en el país, señaló que, Pemex sigue siendo el principal actor del mercado con un 60% de la participación total. Y aunque coincidió en la importancia de fortalecer a la empresa paraestatal, dejó claro que este tipo de acciones no pueden realizarse a costa de la competitividad del mercado,  ya que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) ha detenido algunos permisos de particulares, situación que deja clara la falta de autonomía al interior del organismo que ha sucumbido a las ordenes del Gobierno Federal que busca a toda costa devolver a Pemex su participación en el mercado.

Finamente, Díaz de León recordó que aún existe un gran mercado sin atender, pues en México hay más  34 millones de vehículos y se venden cada día 124 millones de litros de gasolina; sin embargo, 44 por ciento de los municipios no tienen una sola gasolinera y de los que sí tienen, 34 por ciento solo tienen tres o menos. 

El presidente de la Onexpo afirmó que “el hecho de que llegue combustible a sus localidades de manera formal, con todos los permisos, genera productividad en esas economías: La oferta genera demanda  y productividad”.

ENTERATE ANTES QUE NADIE DE NUESTRAS NUEVAS PUBLICACIONES